La Clase Invertida (Flipped Classroom)

Compartir este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Siguiendo con las circunstancias actuales que estamos viviendo del COVID-19, y viéndonos obligados la mayoría a quedarnos en nuestras casas, en el artículo de hoy vamos a traer a tema una modalidad de clase muy interesante. Sin importar en que momento de tus estudios te encuentres, todos alguna vez fuimos parte de una clase de algo, donde un docente dicta cierto material a sus alumnos, estos intentan asimilarlo en el momento, y luego se llevan un trabajo a resolver en sus hogares para la siguiente clase. En cambio, Flipped Classroom (Clase Invertida) es un sistema educativo en el cual se hace todo inversamente a lo que normalmente acostumbramos. En este caso, los estudiantes aprenden nuevo contenido en línea mediante clases grabadas en formato de video (hay otros métodos, pero este es el más popular), generalmente desde sus casas, y luego resuelven la tarea o trabajos asignados en clase interactuando con un profesor que puede brindar ayuda personalizada y más orientada a las necesidades de cada alumno.

Como todo sistema o modalidad, tiene sus ventajas y desventajas. Empezando por las buenas, El libro The Flipped Classroom: Cómo convertir la escuela en un espacio de aprendizaje, menciona como los alumnos pasan de ser oyentes pasivos a aprendices activos, como el desafío intelectual parte de los propios alumnos, se potencia el pensamiento crítico, se da mucha importancia a la participación de cara a la resolución de problemas, y el profesor se termina convirtiendo en un facilitador del conocimiento. 

Por el lado de las desventajas, algo no menor al menos en nuestro país, es el acceso a la tecnología que en muchos lugares carecen, dificultando así la aplicación de una metodología como esta. Y también, que cada persona tiene estilos de aprendizaje distintos, y en el caso de Flipped Classroom, se necesita muchísima auto disciplina por parte del alumno; si no existe cierta motivación y compromiso para hacer todo el trabajo desde casa, probablemente los resultados no sean los mejores. Es por esto, que seguramente aplicarlo en un nivel de educación primario sea más dificultoso, y que si empiece a dar mejores resultados a partir del nivel secundario y universitario. 

Concluyendo, la modalidad de clase Flipped puede ser una herramienta muy útil en estos tiempos de cuarentena, ya que perfectamente se puede aplicar de forma online en su totalidad con un profesor grabando las clases para que sus alumnos vean previo al encuentro virtual, y así aprovechar el espacio de clase contestando y analizando preguntas según las necesidades de los alumnos.

 

¿Ustedes que opinan al respecto? ¿Funciona o no funciona? ¡Si alguna vez usaron esta metodología y quieren contarnos su experiencia, no duden en comentar abajo!

 

A continuación, les dejamos un par de links que nos parecieron importantes para quienes estén interesados y quieran profundizar más en el tema:

 

https://www.theflippedclassroom.es/

 

Libro The Flipped Classroom: Cómo convertir la escuela en un espacio de aprendizaje

Video explicativo: https://www.youtube.com/watch?v=Bdd_Dr7QUQ4&feature=youtu.be

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos de B2LEARN

Uncategorized

e-Learning: Llegó Para Quedarse

Hola B2Learners, hoy queremos traer a tema el e-Learning. Algo que para mucha gente ya es básico o hasta cotidiano, pero que no deja de

Podemos ayudarte?

Contactanos así vemos en qué podemos ser Útiles